Solo basta un par de minutos para el cuidado correcto de nuestros zapatos.

CEPILLADO DEL ZAPATO

Una vez por semana cepillar suavemente para retirar resto de polvo o suciedad, con un cepillo de cerdas blandas aplicar una crema hidratante, así conseguiremos que la piel se hidrate, quede mas pulida y flexible. Al cabo de unos minutos, volvemos a pasar un cepillo para retirar los restos de crema, que puedan quedar en la suela o costuras del zapato.

Por último con una gamuza o trapo de algodón le daremos brillo al zapato.

imagealt
imagealt

USO DE HORMAS

Es muy importante el uso de las hormas, pues con ello evitaremos que no se deformen, también nos puede servir  una bola de papel, ésta además reduce la humedad del zapato producida por lluvia, sudor, etc.

imagealt
imagealt

ZAPATOS DE ANTE

Con los zapatos de antes aconsejamos aplicarles un spry protector  antes del primer uso, con ello los conseguiremos hacer el ante mas resistente.

No recomendamos su uso los días de lluvia, pues el agua es enemiga del ante.

Para retirar polvo o resto de suciedad, usar cepillo de cerdas suaves.

imagealt

USO DEL CALZADOR

Facilita la puesta del zapato y lo protege de la presiion q ejercemos al introcir el pie en el zapato.

imagealt
imagealt

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, así como mostrarle, desde nuestro sitio web o los de terceros, publicidad basada en el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra 
Política de Cookies.